UN AÑO DE BENDICIONES

UN AÑO DE BENDICIONES
PARA TODOS

martes, 21 de febrero de 2012

Chick- Mujtá


El ejercicio de este mes para Adictos a la escritura nos retó a hacer nuestro propio cupido.
Yo he querido desarrollar el tema de mis queridos paisanos, los indios lacandones.
Ellos habitan en la selva, al noreste de Chiapas, México.
Su religión procede del antiguo culto maya.
**************************************************************************************

Najá se paseaba nerviosa de un lado a otro de su choza. Como nunca antes se apresuró a hacer la alta pila de tortillas con que se alimentaría su familia. Puso a cocer los frijoles, cocinó una cazuela de arroz y sacó agua del pozo para llenar la gran jarra de barro .
Ahora, con creciente ansiedad, barría el piso de tierra con una escoba de varas y correteaba a las gallinas, para que no hubiese ninguna cuando su familia llegara de la siembra.
Ella hubiese preferido ir a sembrar, pensaba que el trabajo del campo la distraía y que las horas pasaban con más rapidez con el trabajo duro.

Por fin vio venir a sus padres y sus hermanos e inmediatamente comenzó a servir los frijoles junto con el arroz, en platos de barro rústico.
Bendecía el silencio con que comía su familia, ya que los Achwink (verdaderos hombres), como se llamaba su tribu, eran callados y sólo hablaban cuando era necesario.
Así los vio tomar las tortillas, que les servían de cucharas y dar buena cuenta de la comida
Ella casi no comió, esperaba el eructo de su padre ( educada señal de satisfacción) para retirar los platos.
Esa tarde le tocaba lavar la rústica vajilla a Jova, su hermana menor.
Jova era dos años más joven que ella y a sus 12 años, todavía no la visitaba Kisim (esa diosa loca que por tres o cuatro días pintaba a las mujeres de rojo, para burlarse de los dioses). Sabía que secretamente Jova la envidiaba, porque Najá ya había recibido a Kisim, desde hacía un año.

Jacinta, la madre, entregó a Najá el tompiate (recipiente hecho de palma) lleno de ropa sucia y con una seña la mandó a lavar al río.
Por lo general este menester se llevaba a cabo por la mañana, pero como casi toda la familia tomaba parte en la siembra, muchas de las labores domésticas se dejaban para más tarde.
Ese era el momento que ella había esperado todo el día. Se llevó el tompiate a la cabeza y con paso apresurado se dirigió al río.
Una vez ahí puso la ropa sucia a un lado y sacó una piragua (pequeña balsa echa con el tronco de un árbol) de entre los matorrales, la echó al agua, subió ágilmente y comenzó a remar.
La superficie del río Lacanjá parecía un largo trazo de seda, a su alderredor los gritos de las guacamayas y los loros rompían el silencio mientras Najá partía con sus remos las tranquilas aguas. Se alzaban del suelo las matas vigorosas de maíz, protegidas por varas espinudas, para evitar las incursiones de los jabalíes y los tapires. El clima era húmedo y tibio.

A lo lejos divisó su objetivo y remó con más fuerza.
Cuando llegó a la orilla, se dejó oír la voz de una mujer:
- Llegates tarde -, dijo en tono de reproche. Estaba sucia y despeinada y en su boca, carente de dientes, había anidado la amargura.
La chica no contestó, solamente bajó la cabeza y se apresuró a besar la insalubre mano de Nachak' in, la bruja. De entre su blusa, sacó un atado que entregó con gran respeto.
-¿Que queres, pa´qué mi llamates?-, dijo la bruja, mientras abría el envoltorio que le entregaraNajá .
- Pos... dicen que su mercé sabe hacer dioses muy guenos, yo quero un Chick- Mujtá (dios personal, qué, según la creencia, ayuda a hacer favores a quienes los poseen )
- Umhh, ti namorates, ¿verdá?- preguntó, por preguntar, pues ya sabía que llevaba a Najá por esos lares. No era la primera que usaban sus servicios para ayudar a los enamorados a conseguir el amor de algún huidizo.
-¿Y a quen queres qui llame tu Chick- Mujtá?-
La chiquilla se llenó de colores y tardó un buen rato en responder.
-Pos... a Kai-Lan-, contestó en voz apenas audible.
- ¡Pos qui tú!, a ese lo tapó di ojos Hachakyum.
Ese dios sacó los ojos di los hombres, los tostó en el comal y cuando stuvieron fríos si los puso otra vez y ya no pudieron ver, más qui lo di cercas. Pero Kai -Lan no ve ni lo di cercas - Movió la cabeza de un lado a otro, como lamentando la suerte de Najá. - ¡Probe de ti, cómo ti juites a fijar en él!..
Gueno, ¡ahi ti haiga!, yo ti hago tu Chick- Mujtá, pero mi trais una arroba de máiz , aparte distos colgijes (pendientes), si queres quil dios li abra los ojos al tarantado ese-, mientras decía todo eso, sopesaba entre sus mugrosas uñas los pendientes que le ofrecía Nijá a cambio de su brujería.
Salieron a la orilla del río a recolectar el barro suficiente para hacer el dios.
En sendas cazuelas llevaron la tierra mezclada con agua, que se hizo dúctil bajo las manos deNachak' in.
Najá contempló emocionada como, poco a poco, aparecía su Chick -Mujtá.
Era un cuadrúpedo fabuloso: hocico de nauyaca, cuerpo de tapir y cauda enorme y airosa de quetzal.
La bruja contempla orgullosa su creación y mira de reojo a la muchacha.
- Tenes que llivarlo al gran altar dil tapanco di los dioses. No ti dijarán entrar, is sólo pa los sacerdotes prencepales y los hombres, tú sabrás como intras-
Najá trató de tomar el dios para hacer lo que decía la bruja, pero ella la detuvo poniendo una mano frente al Chick -Mujtá.
- Pero hoy no ti lo puedes llivar, tenes que isperar a quisté seco
- ¿Tonces cuando vengo?-
- Pos dientro de dos soles, pero trais mi arroba de máiz.

A Najá se le hizo terriblemente largo el tiempo que faltaba para ir por su dios. Ese dios que le ayudaría a ganarse la atención de Kai-Lan, el chico que le robara el sueño desde hacía algún tiempo, cuando lo vio en la siembra.
Algunas veces él iba a trabajar en otras parcelas y ella lo vio trabajando para el dueño de la parcela que estaba junto a la de su padre.
Por varios días pudo contemplar su recia espalda curtida por el sol y su sonrisa de blancos y fuertes dientes. Cualidades suficientes para hacer latir su corazón con más rapidez.
Lo malo fue que él permaneció ajeno a la admiración que despertaba en la chiquilla y ni una sola vez había volteado a ver aquellos ojos llenos de chispas amorosas.
"Pero con il Chick-Mujtá, ¡mi quere, porque mi quere!", pensó Najá.

El día tan anhelado llegó y la muchacha volvió a subir a su piragua y a remar con destreza, hasta llegar al sitio donde vivía Nachak' in.
Llevaba la arroba de maíz que le había pedido y casi corrió hasta la choza.
Al llegar a la puerta, que por lo general siempre estaba abierta, preguntó tímidamente:
-¿ Puedo pasar, su mercé?-, sólo el silencio le contestó. Esperó un momento y luego aventuró un paso dentro de la choza.
- Nachak' in, ya vine por mi Chick-Mujtá.
Najá vio su dios sentado en un rincón, le pareció más hermoso que nunca y en su rostro se distendió una sonrisa.
En ese momento pensó en qué, sino estaba la bruja, tomaría lo que era suyo y dejaría el maíz a cambio, pues era bastante tarde y tenía que regresar pronto a su casa.Sabía que podría recibir una gran reprimenda, como la de la vez pasada, que se había entretenido más tiempo por ayudar a Nachak' in a hacer el dios.
Determinada a irse lo más pronto posible, caminó con decisión hacia su Chick-Mujtá, lo tomó entre sus brazos y al dar la vuelta para salir la vio.
Ahí, en el piso, junto a al petate que le servía de cama, en una grotesca pose y junto a un gran charco de sangre, estaba Nachk' in, completamente inmóvil.
Najá dio un grito y se paralizó frente al terrible espectáculo. Cuando recobró la movilidad, apretó al dios contra su pecho y salió corriendo de aquel lugar, dejando tirada la arroba de maíz.
Sin voltear siquiera enfiló hacia su hogar, remaba con furia, como si la persiguieran.

Cuando llegó, su rostro estaba cubierto de sudor y el corazón le latía apresurado.
Escondió la piragua junto con su Chick-Mujtá lo mejor que pudo y ni siquiera se atrevió a volver a buscarlo.
En su mente persistía la escena que contemplara en la choza de la bruja y por muchos días soñó que llegaba Nach'in a amenazarla con un cuchillo.

-Incontraron a Nack' in dijunta, dicin que jue el nahual quen la mató-, dijo la madre de Najá, dos día después de que la chica la encontrara muerta .
Muchos de los hombres de la aldea corrieron a la choza de los dioses para pedir protección contra los "malos espíritus de Nack´in ", que en venganza podrían lanzarles maleficios.
Como medida de precaución todos en el pueblo se habían pintado las caras de negro, para no ser reconocidos por las huestes malignas de la bruja.

Pero en Najá pudo más la atracción que ejercía sobre ella Kai-Lan.
Una vez superado el trauma de haberse encontrado cara a cara con la muerte, se impuso su naturaleza de muchacha joven y en edad casadera.
En su tribu, las mujeres se casaban muy jóvenes, cuando apenas habían alcanzado la pubertad. Su propia madre se había casado a los 13 años y a la edad de Najá, ya había tenido a su primer hijo.

Aquella noche, mientras todos dormían, se deslizó lentamente de su cama, tratando de ser tan silenciosa como una serpiente.
Cuando alcanzó la calle, corrió ligera hasta la orilla del río, sacó de su piragua al Chick- Mujtá y caminó rápidamente rumbo a la choza de los dioses. Cuando estuvo cerca, volteo en todas direcciones, todo estaba en calma.
Ella sabía que todos consideraban una blasfemia que una mujer profanara el templo cuyo suelo sólo podía ser pisado por hombres, así que su intrepidez llevaba mucho riesgo.
Aún así, mientras su corazón latía frenético, entró al recinto. Era una choza mucho más grande que las del resto de la aldea, el piso de tierra había sido apisonado y lucía limpio, parecía que nadie lo hubiese pisado.
En el centro del templo-choza, se encontraban, formando un semicírculo, una buena cantidad de dioses de las mas diversas formas, qué, alumbrados por veladoras, daban un aspecto un tanto irreal. Los creyentes les habían ofrendado flores, frutos y, en pequeñas cazuelas, granos de frijol y maíz.
Najá contempló de cerca a su dios, su proximidad le infundió valor y, hablándole en el viejo idioma lacandón ( ese que ya no usaban, pues lo habían cambiado por el "castilla" (castellano), le pidió que Kai-lan la viera, la amara y se convirtiera en el padre de sus futuros hijos.
Luego avanzó decidida hacia el altar. Cuando estaba a punto de colocar su Chick- Mujtá al lado de los otros dioses, escuchó ruido de pasos, asustada abrazó a su dios y corrió con todas sus fuerzas. Con tan mala suerte, que apenas saliendo de la choza, tropezó con una piedra y cayó cuan larga era soltando su Chick- Mujtá , que se hizo añicos al caer. Sólo su larga cola de quetzal había quedado intacta.
Así, tirada en el piso, sus ojos se comenzaron a llenar de lágrimas, al comprender que no sólo había sido descubierta entrando al lugar prohibido, sino que su querido Chick-Mujtá estaba inservible y ya no podría pedirle a la bruja que le hiciera otro, pues estaba muerta. No era posible que le sucedieran tantos infortunios.

-¿Ti dolió?-, dijo una voz a su lado.
¡No podía creerlo!, ahí, junto a ella se encontraba Kai- Lan ayudándola a levantarse.
-No mi pasó nada- dijo poniéndose de pie y espantando las lágrimas de su cara, mientras sacudía la tierra de su blanco vestido.
- ¿Cómo ti llamas?, dijo el chico, tratando de adivinar el rostro cubierto de tierra y con los surcos que le habían dejado las lágrimas.
- Najá, mi tata si llama don Lucio-, ella, a pesar de la pintura negra de su rostro, tuvo la certeza de que era por quién había hecho tantos malabares.
-Tuvites suerte di que yo juera el que cuidaba a los dioses, no voy a dicir que tú intrates-, y sonrió, su nívea dentadura se hizo más resplandeciente con el marco oscuro de su tez.
Esta vez el corazón de Najá se aceleró por otro motivo, sabía que su dios había abierto los ojos del "tarantado" aquel.
¡Gracias Chik-Mujtá! ¡Mi quere, porqui mi quere!"

DK












56 comentarios:

  1. Con la historia, la traducción simultanea es imprescindible...jajaja
    Besos y salud

    P.D.
    Te ruego quites ese sistema de las dos palabras de demostrar que no soy un robot porque me resulta imposible seguir comentando.
    Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido Genin: Creo que una traducción desmerece el relato.
      También en España, algunos compatriotas tuyos descolocan el español, según tengo entendido, y es una delicia escucharlos.
      En cuanto a las famosas e imprescindibles "dos palabras", que últimamente son más odiosas que nunca, no sé como podría suprimirlas, si tú sabes la fórmula para hacerlo, te agradecería me lo dijeras.
      Te mando mi cariño: Doña Ku

      Eliminar
  2. Hermoso relato y la verdad recoger parte de las tradiciones orales lo hace aun mas valioso, me ha emocionado mucho tu historia y ver que el cupido que los flecho era mero barro y palabras, en verdad un buen escrito que me tomare el atrevimiento de recomendar.
    Abrazos Dorita.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ángela: Las tradiciones de mi pueblo son hermosas. Parece mentira, pero persisten las tradiciones y creencia en muchos pueblos de mi país, a pesar de toda la modernidad que nos rodea.
      Gracias por tu visita y gracias por recomendar mi relato.
      Cariños: Doña Ku

      Eliminar
  3. Muchas gracias por compartir una historia en donde las etnias mexicanas muestran sus costumbres, en especial la forma de ver el amor.

    Nuestro México prehispánico seguirá siendo parte de nuestras raíces.

    Saludos Karuna ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Karuna: Tú sabes cuanta discriminación y cuanta marginación tienen que padecer nuestros compatriotas indígenas.
      Hay pueblos que no gozan de agua entubada, ni de luz o algunas comodidades, que para nosotros son tan imprescindibles.
      No obstante ellos cuidan nuestras tradiciones, y son mucho más puros e inocentes que nosotros.

      Eliminar
  4. Muy buen relato, aunque reconozco que a ratos me he trabado, ¡pero la esencia queda! =)

    Un saludín :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Elisa: Te digo lo mismo que a mi amigo Genin, la traducción del relato, desmerecería el relato mismo.
      Gracias por tu interés y esta es tu casa.
      Cariños: Doña Ku

      Eliminar
  5. Tía Ku: Se nota el oficio en tu relato. Cada día me sorprendes más con tus dotes de narradora. El cuento es, además, estupendo para un narrador oral. Me gustó mucho el Chik Mujtá, esa versión indígena de San Antonio de Padua "patasarriba". Felicitaciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Darío: Este relato se lo debía a mis marginados compatriotas.
      Me gusta leer a cerca de como sobreviven esos pueblos tan alejados de la "civilización", pero más cerca de la verdadera naturaleza y la vida sencilla.
      Me gustó lo de San Antonio de Padua "patasarriba".
      Que me felicites me pone endomingada.
      Te quiero, admirado sobrino mío: Doña Ku

      Eliminar
  6. Hermoso relato, parece la narración de una leyenda.... felicidades

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. JJ: Pues es un relato bastante cotidiano. El cambio sería el dios de barro, pero sé de muchas chicas que van a la iglesia a pedirle al santo de su devoción, que les mande un galán aceptable, ¿ o no?
      Cariñosamente : Doña Ku

      Eliminar
  7. una narración muy original, me ha gustado!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Déborah: Gracias por tu aprobación y por la visita.
      Con cariño: Doña Ku

      Eliminar
  8. Amé tu relato Ku, es la primera vez que te leo y me ha encantado que alguien usara este tipo de relato de ¿México colonial si no me equivoco?, es encantador <3 y me gusto mucho la historia, he de admitir que por un momento pense que que a Najá le iba ir muy mal, que iba a ser trágico, que bueno que tomó buen rumbo :), felicidades, ¡espero leer más!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lunella: Espero que no sea la última vez que me leas.
      Mi relato es del México prehispánico, cuyas costumbres y creencias, aún subsiste en algunos pueblos.
      Cuando doy en el blanco del gusto de quienes me leen, me siento ampliamente recompensada.
      Gracias por tu presencia en mi casa: Doña Ku

      Eliminar
  9. Precioso relato!!
    El amor es el mismo y se siente igual seamos de donde seamos y tengamos las costumbres y los dioses que tengamos. Me encantó leer esa mezcla de castellano y lengua autóctona!!

    Gracias por compartir!!

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Patricia: tienes razón, el amor, es el amor, aquí y en China.
      Las mezclas del lenguaje siempre me han llamado la atención. Ya tú sabes de cuantas lenguas se ha contagiado nuestro idioma.
      Cariños de tu amiga: Doña Ku

      Eliminar
  10. Un cuento estupendo, me encanta que hayas utilizado en los dialogos lo que imagino que es el dialecto propio de los indios lacandones. Muy apropiado y le da mucho realismo a la historia. Felicidades.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nut: En la TV mexicana, de vez en cuando introducen algunos idiomas autóctonos. Cosa que me parece reivindica un tanto la diversidad de lenguas que usan todavía nuestro compatriotas.
      Algunos ni siquiera saben pelear por sus derechos, porque no hay quien traduzca su idioma al castellano.
      Gracias por tu visita: Doña Ku

      Eliminar
  11. Muy lindo relato, atrapante, entretenido.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. GaMyr: La finalidad de la escritura es entretener al lector, si esto se logra, se ha cumplido con ese objetivo.
      Gracias por tus palabras: Doña Ku

      Eliminar
  12. todo el tiempo me dio la sensacion de estar en medio de una leyenda. Muy bueno, me gustó mucho!!!

    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que bueno que te gustó Laura, podría ser una leyenda, pero también una historia cotidiana.
      Con cariño: Doña Ku

      Eliminar
  13. Lindo relato, ese cupido a parte de muy eficaz es también uno de los mejores que he leído.
    Besos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Kate: Pues gracias por tus conceptos. No cabe duda de que hemos ganado con tan buenos escritores que hay en "Adictos a la escritura".
      Cariñosamente: Doña Ku

      Eliminar
  14. Me gustóooo!!! yo soy chilena sin embargo siempre he sentido atracción por todo lo extranjero, por lo mismo, porque sé muy poco del resto asi que me pareció excelente, todo para mi es una enseñanza. Un amor de leyenda, de esos que perduran por siempre, muy lindo.

    Saludos Ku

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rossiel: Pues a mí me ha dado mucho por leer las diferentes culturas, sobretodo las latinoamericanas.
      De paso te diré que me ha llamado la atención la cultura de Chile.
      En tu país es muy reconocida la bravura de los indios mapuches, que fueron capaces de sobrevivir al desierto de Atacama.
      No dudo que su lengua haya influido en el moderno español.Debe haber miles de anécdotas a este respecto.
      Gracias por tu visita y tus palabras: Doña Ku

      Eliminar
  15. ¡Hola! Me ha gustado muchísimo el relato. Me ha parecido muy tierno y emocionante. Cuando se le cayó el dios al suelo casi me da un pasmo al creer que todo su esfuerzo no iba a servir para nada. Pero luego me emocionó mucho que se encontrase con él y se quedase la duda de si había sido obra de la bruja, el destino o una simple casualidad que podía haberle pasado en cualquier otro momento.

    Me ha gustado aprender sobre esas culturas tan desconocidas para nosotros los españoles y tan preciosas como nuestras costumbres. ¡Muchas gracias!
    ¡Un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Osnolasaga: En la diferentes etnias que conforman mi país, existe mucha superstición e idolatría.
      Cuando tus paisanos llegaron aquí, encontraron una increíble cantidad de dioses. Ellos trataron de cambiar sus creencias por el catolicismo.
      Pienso que muchos indígenas, para llevar la fiesta en paz, fingieron cambiar, pero a escondidas de los misioneros españoles siguieron adorando a sus dioses.
      Tan es así, que en muchos pueblos sigue esta idolatría.
      Que bueno que disfrutaste la lectura.
      Gracias : Doña Ku

      Eliminar
  16. ¡Buenas tardes! ^w^

    Decir que ante todo, los relatos de nuestro país, muchas veces son tan poco valorados que da pena... ¡porque en realidad son maravillosos! Me encantó como no tiene ni la más mínima idea, la forma en la que hablaban, la etnia... ¡Lo ha abarcado muy bien! Le juro que me lo puedo imaginar siendo leído por usted. ^w^ Muchas gracias por poner en alto esto.

    Besos.

    ResponderEliminar
  17. PukitChan: Hemos de reconocer que la forma de hablar de algunos indígenas es motivo de burla. Han hecho personajes cómicos que utilizan esta manera de expresarse y demeritan los dialectos.
    Tristemente, debido a esas burlas, las nuevas generaciones, a pesar de que sus padres o abuelos hablan el Tarasco, el maya, el tsotzil,el misteco, el papaí o alguna de nuestras ancestrales lenguas, ellos se rehúsan a hablarlas. Como consecuencia, se están perdiendo,¡es una lástima!
    Gracias por defender nuestra cultura.
    Cariñosamente: Doña Ku

    ResponderEliminar
  18. Una historia estupenda, Dora, y que engancha mucho. Me gusta mucho como introduces los elementos culturales, y los haces entendibles para los que no conocemos dicha cultura. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hada: Me alegra tu presencia en mi casa y me encanta que te gusten mis letras.
      Todos tenemos nuestros elementos culturales, seamos del Continente que seamos. Debemos conocer nuestra cultura, es la base de nuestra identidad.
      Cariños: Doña Ku

      Eliminar
  19. que linda historia de amor, de paso aprendiendo la cultura de los pueblos de América, todo muestra que sin la fe nuestros actos no tienen valor...
    saludos querida amiga Ku

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amalia: Volver a nuestras raíces nos hace más puros.
      No podemos entender como es que ellos que no tienen las comodidades con las que contamos, en la mal llamada "civilización", puedan ser felices dentro de sus limitaciones y tal vez lo sean más que nosotros.
      Ya tu sabes, "la fe mueve montañas".
      Te quiero, amiga: Doña Ku

      Eliminar
  20. Hermoso relato de amor, Introduces elementos culturales que lo hace atractivo e intresante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marilyn: Gracias por pasar por mi casa, espero verte por aquí de nuevo.
      Cariños: Doña Ku

      Eliminar
  21. ¡Simplemente Precioso! Me encanta la cultura y las tradiciones antiguas, de hecho hace tiempo ideé un personaje maya, con miles de referencias de libros de casa y de internet, aunque, por supuesto, para tí resulta una cultura más cercana y familiar, que nos has mostrado, y de la que creo haber aprendido un poco aunque sea.

    Me pareció curioso que dejases lo hablado en su idioma particular, pero eso da más veracidad al relato.

    Y me sacó una sonrisa el final =D Es muy tierno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bess: El que seas una chica que le gusta explorar en las culturas de diferentes países habla muy bien de ti. No hay como aprender del pasado.
      Además el que haya contribuido a que conozcas un poco de mi país, me hace sentir muy bien.

      Gracias por venir a mi casa: Doña Ku

      Eliminar
  22. "¡Mi quere, porqui mi quere!" jajajajaja!!
    Estuvo interesante esta forma en la que mostraste a tu cupido, me gusto mucho el relato, pero aun mas sus personajes.. esa Najá es tremenda!! jeje

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Grennis: Ya ves que el amor es casi el mismo en todas partes. La chica que quiere a determinado chico y que hace todo lo que puede porque se fije en ella o al revés.
      Najá no es diferente a una muchacha de la latitud que sea, todas siempre apuestan al amor, con o sin Cupido.
      Bienvenida a mi casa: Doña Ku

      Eliminar
  23. Pero qué preciosidad!! Un cuento? Una leyenda? Ohhh, rebosa Historia y cultura...
    Guau! Me ha encantado Dora!

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ooolataniooo: Me gusta que te guste mi relato. Siempre me ha interesado saber de las diferentes etnias que pueblan mi país e incluso la de otros países,son sencillamente fascinantes, ¿no crees?

      Recibe también mi saludo y gracias por comentar : Doña Ku

      Eliminar
  24. Una hermosa leyenda, mi querida Dora, me has hecho recordar las tantas que hay en mi país.
    En una época, en la que me dedicaba a la mitología, solía analizar leyendas buscando la esencia de las preguntas humanas: el amor, la vida, la muerte, etc. Me gustaba, pero a la vez sentía que les quitaba la otra esencia, la de ser hermosos trechos literarios llenos de magia.
    Me gustó, si señora, espero que sigas con esto ejercicios que tan bien hace leer.
    Un beso inmenso.
    HD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Humberto: Yo vivo enamorada de la esencia de mi pueblo. A mis antepasados les impusieron una nueva cultura y una nueva religión. Pero muchos siguieron sus ancestrales costumbres y desenterraron a sus dioses.
      El que digas que te gustó, es para mi un gran incentivo y en estos momentos no sabes lo bien que me hace sentirme apreciada.
      Gracias querido amigo: DK

      Eliminar
  25. ¡Que hermoso relato! Nos hace aprender más de este maravilloso pueblo, por un momento creí que todo se había perdido con el dios roto,pero ¡siempre hay esperanza para el amor! :) ¡saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María: Gracias por tu presencia.
      Reencontrarnos con nuestras tradiciones,es todo un hallazgo.
      Cariños: Doña Ku

      Eliminar
  26. hola Dora. Pase a leerte cuando publicaste, pero no deje comentario...mea culpa.
    Decirte que tiene mucho merito el trabajo que has hecho, pues reflejar la cultura de uno conlleva su dedicación. Bueno siento haber tardado tanto con el comentario , perdón. Espero que nos sigamos leyendo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Charo: Mi costumbre de leer, me ha llevado a conocer muchas culturas, no sólo de mi país, sino de muchos otros. Es muy interesante conocer las raíces de los pueblos, que increíblemente de pronto te das cuenta que hay mucha afinidad entre una cultura y otra.
      Cariños: Doña Ku

      Eliminar
  27. querida Ku, he venido ha decirte que en los fondos de mi casa hay una planta de mísperos, y si creo que las frutas tambien pasan de moda, una de las que añoro es la sabrosa y perfumada "mandarina criolla" esa que encontrábamos en el patio de las casa de antaño, el kaki es otra, saludos amiga mia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amalia: Creo que mucha fruta ha desaparecido, antes que nada por que la tierra se agota, pero también por la exportación hacia E.U, Europa y aún Asia. Luego la regresan a tiendas exclusivas mucho más caras de lo que eran al natural.
      A eso lo llaman "Comercio exterior"
      Mis cariñosos saludos: Doña Ku

      Eliminar
  28. Que relato tan maravilloso Doris!!!!!!! Me encanta tui forma de relatar y tu elasticidad para ir del espacio a los ancestro sin perder ni una pizca de calidad al escribir...

    Felicitaciones y besos

    ResponderEliminar
  29. Besos y abrazos para ti, querida Novia, siempre sonrío encantada, cuando te veo en mi casa.
    Gracias por incentivar mi ego, que se va a la estratósfera cuando a escritores tan bueno como tú les gustan mis letras.
    Bueno, ahora siéntate en esta mesita y en seguida te sirvo un rico café y una rebanada de pay de limón que te he preparado. Preludio de una amena charla.
    Con cariño: Doña Ku

    ResponderEliminar
  30. ¡Felicidades! Además de la hermosa foto que introduce el relato, has escrito una bellisima historia de amor, con unos personajes, pertenecientes a un pueblo milenario,que conservan en su personalidad lo mejor de los seres humanos: candor, ternura, bondad, sencillez...
    Es estupendo que te hayas animado a escribir este relato y trasladarnosretazos de la cultura del pueblo que lo protagoniza.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  31. Chela: Que bueno que captaste la esencia de la historia, pues es el candor, la ternura, la bondad, la sencillez y además la inocencia, la que predomina en estas etnias, que no han sido contaminadas por la "civilización".

    Gracias por venir a mi casa: Doña Ku

    ResponderEliminar